Encontrando el sentido a Els sentits de les màquines

Hoy quiero hablaros de una de las exposiciones que tuvimos que analizar para la asignatura de comisariado; Els sentits de les Màquines en el Disseny Hub Barcelona.

Entre las demás opciones que nos ofrecían para trabajar – Volum (Macba); Ballets Russos (CaixaForum); L’Escala de l’Evasió (Fundació Miró) y, finalmente, La Maleta Mexicana (MNAC) – seguramente ésta era una de las propuestas menos convencionales.

Antes de centrarme en la exposición, creo conveniente hablar del equipamiento donde se alberga. Si uno va a la calle Montcada n. 12 no se va a encontrar con una colección permanente. Sino que se va encontrar con dos exposiciones temporales, L’escola d’Ulm (abierta al público) y Els Sentits de le Màquines.

Entonces deberíamos de preguntarnos;

¿Qué es el Disseny Hub Barcelona?

Pues es un equipamiento cultural del Instituto de Cultura de Barcelona que pretende concentrar un museo, un centro y un laboratorio destinados a “promover la comprensión y el buen uso del mundo del diseño “. Va más allá de la idea de un centro cultural ya que aglutina el patrimonio de tres museos de la ciudad; el Museo de Artes Decorativas, el Museo Textil y de la Indumentaria y el Gabinete de las Artes Gráficas. Como muy bien se explica en su web, el centro pretende trabajar en cuatro áreas de acción:

– El Museo: su función es la adquirir nuevas piezas, programar actividades y exposiciones construidas a partir de su propio fondo.

– El Escenario: es la rama que detecta y comprende la realidad del mundo actual del diseño.

– La Investigación: reflexiones, debates, críticas sobre el diseño. Desde aquí se pretende contribuir al futuro de la disciplina.

– La Acción: colaboración con empresas con el objetivo de generar la producción de servicios y productos. A su vez, estas áreas, se relacionan con cuatro tipos de actores/públicos a quienes se dirigen: Profesionales, empresas, instituciones y consumidores

Pero como he comentado antes, si uno va DHUB Barcelona no se va a encontrar el patrimonio de estos tres museos. La razón es porqué el DHUB está divido en dos sedes; la de la calle Montcada y la de Palau Pedralbes. Por tanto nos encontramos en una sede provisional a la espera de poderse trasladar al nuevo edificio de las Gloríes, dónde se podrá gestionar de manera más efectiva, al desarrollarse todas las actividades en un solo centro y se hará, por tanto, más visible y accesible para el público y se podrá entender mejor el proyecto en su integridad. Aunque con la situación actual -la crisis, el cambio de gobierno- me parece que vamos a tardar en poder ver el DHUB en les Glòries, una lástima.

Pero, bueno, continuamos con el tema, Els sentits de les Màquines es una apuesta arriesgada que intenta mostrar la interacción entre los humanos y las máquinas. La idea original es explorar el sentido que tienen estas máquinas en una era en la que nuestra vida gira entorno a la tecnología. Los comisarios, Núria Díaz y Carlos Gómez, comentan que esta exposición es un “producto de un proceso de investigación que nos ha llevado a mostrar la interacción como variable en el tiempo”. De hecho la exposición te hace reflexionar sobre el desarrollo tecnológico que crea nuevas conexiones, formas de conocimiento y de acceso a información, pero que también aumenta las desigualdades con los territorios menos desarrollados, ya que el progreso que nos proporciona no llega a todos por igual.

Els Sentits de les Màquines muestra un conjunto de piezas distribuidas según su nivel de interacción (desde niveles más simples a más complejos). Estas piezas son muy delicadas ya que la mayoría son prototipos y eso requiere un cuidado y mantenimiento. Por eso se planteó la exposición como un organismo vivo, es decir, las piezas irán cambiando debido a su naturaleza. Para ello se planteó el Laboratori d’Interacció un espacio en la misma exposición que sirviera para la investigación, la didáctica, el diseño, y sobre todo, la resolución de problemas y mantenimiento de las obras.

Entonces, la siguiente pregunta es; ¿qué es Els sentits de les màquines? ¿Una exposición, un laboratorio de interacción o las dos cosas a la vez? De hecho esto es uno de los primeros problemas que plantea la exposición. Qué es y que quiere contar.

La idea es muy buena, y nos da la oportunidad de tener a nuestro alcance piezas y prototipos que para la mayoría de la gente son extraños y que, si no fuera por la exposición, no hubiéramos tenido la oportunidad de conocer. Pero por otra parte, la exposición flaquea, precisamente por la naturaleza de estas piezas, muchas de ellas no funcionan y, el Laboratori d’Interacció, no es un ente vivo, todo lo contrario. Por tanto ese trabajo de mantenimiento continuado que se debería de hacer no se hace.

Aun así debo decir que algunas de las piezas son realmente curiosas e interesantes. Sniff es un perrito creado con una técnica que se usa en los videojuegos (Unity 3D) que te puede seguir como lo haría un perro de verdad. O Polygon Playground, una instalación de videoarte que es un parque infantil interactivo.

En estos momentos algunas de estas piezas se han quitado porqué, como se dijo, la idea es que vayan cambiando. Así pues el próximo día 22 de febrero se inaugurará una pequeña sala de la exposición para mostrar los trabajos de la universidad de Eindhoven.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: